Durante la búsqueda de una nueva oportunidad laboral cuidamos aspectos como: Ser puntual, responsable, poseer una excelente presentación personal en cada entrevista, entre otros. ¡Y todo eso está perfecto! Pero, al prepararnos para una entrevista debemos tomar en cuenta también aquellos aspectos que quizás a simple vista no se ven, pero que pueden llevarnos a la cima de nuestra carrera profesional o por el contrario costarnos un puesto de trabajo o la descalificación de un proceso de selección. Uno de estos aspectos es: LA TRANSPARENCIA

 

Honestidad Vrs. Transparencia

 

Ambas son cualidades muy importantes, y necesarias no sólo en procesos de selección sino a lo largo de una carrera profesional exitosa. Sin embargo, existen personas que en una entrevista de trabajo pueden ser honestas y aún así no ser realmente transparentes.

 

Veamos algunas diferencias:

 

Un candidato honesto… Un candidato transparente…
  • Responderá con hechos verídicos todas las preguntas que su entrevistador haga.
  • Se limita a responder aquello que se le pregunte únicamente, por temor a que si da información “de más” pueda ser descalificado.
  • Muestra todos los aspectos por los cuales debe ser contratado, o continuar en proceso
  • No exagera ningún resultado, no altera el nombre de sus puestos para hacerlos parecer más relevantes, y será claro en las respuestas que provea.
  • Provee toda la información que sabe que afectará positiva o negativamente en el proceso, aún cuando no le sea preguntado, pues es consciente de que puede ser sometido a diferentes pruebas o requisitos que revelen lo que no fue preguntado.
  • Se preocupa por entender las expectativas reales de la posición y de la empresa contratante y las alinea con sus metas personales y profesionales para estar seguro de que es el candidato ideal y demostrarlo.

 

Al entrar en un proceso de selección por medio de un reclutador o un headhunter usted se encuentra frente a un experto, que no sólo se preocupa por llenar una vacante en una empresa, sino que también espera que la persona elegida realmente se sienta feliz y completo en su nuevo trabajo. Usted ayuda a que esto suceda si es realmente honesto consigo mismo, tiene sus metas y objetivos claros y lo demuestra siendo transparente en el proceso.

 

Algunas de los aspectos que puede que su entrevistador no le pregunte, pero que usted debe ser transparente:

  • Procesos de selección paralelos en los que se encuentre aplicando
  • Expectativa salarial real
  • Problemas de horarios, distancia, etc.
  • Expectativas Profesionales reales y como el trabajo al que está aplicando puede ayudarlo a lograrlo.

 

Cuide cada detalle y demuestre su profesionalismo en cada paso del proceso, aún cuando sean detalles que usted considere imperceptibles. Ésto le garantiza que usted será de los candidatos finalistas en el proceso de selección y que además, si no resultara electo, será considerado en cualquier oportunidad futura por el excelente desempeño mostrado!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *